Cómo controlar la ansiedad relacionada con las inundaciones creando resiliencia

Las noticias e imágenes de inundaciones sin precedentes asolando las comunidades o del agua filtrándose por los sacos de arena o los diques son suficientes para crear estrés y ansiedad por la suerte de los residentes de esas zonas afectadas. La expectativa de destrucción creada por las inundaciones despierta sentimientos de preocupación, temor, irritación e incertidumbre.

Usted puede tomar medidas para reducir las emociones estresantes en medio del caos relacionado con las inundaciones, fortaleciendo su capacidad de resiliencia. La resiliencia es el proceso de adaptarse bien a la adversidad, trauma, tragedia, amenazas, o aún a fuentes significativas de estrés, tales como problemas familiares y de relaciones personales, problemas serios de salud, o el estrés en el lugar de trabajo o de origen financiero. Al solidificar su resiliencia, podrá perseverar ante los retos que implica la inundación de su vivienda y comunidad.

A continuación, algunas recomendaciones para crear resiliencia emocional y fortalecer su sentido de control en estos momentos difíciles:

Establezca relaciones

Es fácil sentirse solo ante sus preocupaciones y otras acciones. La conexión con familiares cercanos, amigos y vecinos puede ser una fuente de fortaleza y apoyo. Al hablar de algunos de los retos que está enfrentando, descubrirá que no está solo, y puede aprender cómo otras personas pasan por experiencias similares, e incorporar algunas de sus estrategias. En ocasiones, después de los desastres, profesionales adecuadamente capacitados y expertos organizan grupos locales de apoyo. Las personas afectadas pueden experimentar sentimientos de alivio y comodidad al conectarse con otros sobrevivientes de las inundaciones con reacciones y emociones similares. Otra forma de establecer relaciones es ayudando a otras personas que también enfrentan retos relacionados con las inundaciones. La ayuda al prójimo puede darle un sentido de deber cumplido y autoestima.

Ignore los noticieros

Ver imágenes de las inundaciones puede aumentar su estrés. Con frecuencia, los medios de comunicación tratan de atraer a los televidentes presentándoles los casos peores de devastación, que pueden representar o no lo que les ha ocurrido a su vivienda o comunidad.

Evite ver las crisis como problemas insuperables

Usted no puede deshacer las aguas, pero sí puede cambiar la manera como los interpreta. Trate de ver más allá de la crisis actual y piense en como las circunstancias futuras pueden ser un poco mejores. Observe si hay alguna forma sutil en que se sienta mejor, mientras realiza las labores de contener los daños provocados por el agua, o la limpieza posterior a la inundación.

Acepte que el cambio es parte de la vida

Como resultado de la inundación de su vivienda y comunidad no le será posible alcanzar algunas metas. Aceptar las circunstancias que no puede cambiar puede ayudarle a enfocarse en aquellas circunstancias que sí puede alterar.

Siga tras sus metas

Desarrolle algunas metas realistas. Haga algo regularmente que le permita acercarse hacia sus metas, aunque le parezca que es un logro pequeño. En lugar de enfocar en tareas que parecen difíciles de alcanzar, pregúntese acerca de las cosas puede lograr hoy y que le ayudan a moverse en la dirección a la cual desea ir.

Tome acciones decisivas

Confronte las situaciones adversas lo que más pueda. Tome acciones decisivas en lugar de apartarse completamente de los problemas y tensiones, y de desear que éstas desaparezcan. A pesar de que las inundaciones arrancaron de raíz a las personas de sus rutinas normales de vida, establezca nuevas rutinas tan pronto como le sea posible, aunque tenga que volver a modificarlas si cambia de lugar o de circunstancias.

Busque oportunidades de autodescubrimiento

Regularmente como resultado de su lucha contra la adversidad las personas pueden aprender algo sobre sí mismas y sentir que han crecido de alguna forma a nivel personal.  Muchas personas que han experimentado tragedias y tribulaciones, han expresado tener mejoría en el manejo de sus relaciones personales, un incremento en la fuerza personal aun cuando se sienten vulnerables, la sensación de que su autoestima ha mejorado, una espiritualidad más desarrollada y un mayor aprecio por la vida.

Cultive una visión positiva de sí mismo

Usted está perseverando ante circunstancias difíciles. Eso es un logro. Crear confianza en su capacidad para resolver problemas y confiar en sus instintos le ayuda a crear resiliencia.

Mantenga las cosas en perspectiva

Aún cuando se enfrente a daños significativos causados por las inundaciones, y largas sesiones de limpieza, trate de considerar la situación estresante en un contexto más amplio, y de mantener una perspectiva a largo plazo. Probablemente usted ha salido airoso de otras tribulaciones en el pasado que pudieron abrumarle en esos momentos. Aproveche esas destrezas exitosas para enfrentar los retos actuales.

Mire el futuro con optimismo

Una mirada optimista le permite esperar que ocurran cosas buenas en su vida. Trate de visualizar lo que desea en lugar de visualizar aquello que teme.

Cuídese a sí mismo

Adopte conductas sanas que perfeccionen su capacidad de lidiar con el estrés excesivo. Sea paciente en medio del caos. Aunque tal vez no quiera hacerlo, consuma comidas bien balanceadas y descanse lo más posible. Si confronta dificultades para dormir, podría encontrar algún alivio practicando técnicas de relajación. Evite el consumo de alcohol y drogas, pues éstos pueden incrementar los sentimientos de tristeza o inquietud, y ser un obstáculo para su progreso en afrontar con éxito las circunstancias actuales.

Para muchas personas, el uso de las estrategias para crear resiliencia mencionados en este documento puede ser suficiente para vencer la crisis actual. Sin embargo, en ocasiones, una persona puede abrumarse o confrontar dificultades con el control de las reacciones intensas. En estos casos, un profesional certificado de salud mental podrá ayudarle en la creación de una estrategia apropiada para avanzar. Es importante obtener ayuda profesional si se siente incapaz de funcionar correctamente o de realizar actividades básicas de la vida cotidiana. Usted puede encontrar psicólogos que trabajan en su zona de residencia poniéndose en contacto con la asociación psicológica de su estado.

Persevere y confíe en su capacidad de enfrentar los días difíciles que se le avecinan. Seguir las recomendaciones para crear resiliencia que le ofrece esta guía puede serle útil.

Acualizado Junio 2010

Un agradecimiento especial a: Richard A. Heaps, PhD, ABPP, y Suzan M. Stafford, EdD, por su ayuda en la redacción de este documento.