Introducción

...Nadie sabe cuánto tiempo durará una guerra ni cómo afectará nuestras vidas. Podemos sentirnos inseguros con respecto al futuro y ansiosos ante sucesos que están ajenos a nuestra voluntad. Usted puede reaccionar en forma diferente a una guerra debido al impacto de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001. El terrorismo genera miedo e incertidumbre con respecto al futuro. Debido a que los ataques terroristas son impredecibles y se producen al azar, una guerra representa en la actualidad un nuevo tipo de amenaza, una con la cual las personas en Estados Unidos tienen poca experiencia. Usted puede sentir más temor, inseguridad y vulnerabilidad como consecuencia de la preocupación de que puedan producirse nuevos ataques en Estados Unidos.

No todos reaccionamos de la misma forma ante la guerra. Los que tienen experiencia previa en la guerra u otros tipos de conflicto pueden recordar inesperadamente pensamientos y sentimientos de aflicción de esa experiencia anterior. Aquellos de nosotros que tenemos familiares y amigos en la reserva militar o las fuerzas armadas podemos preocuparnos por su bienestar.

La guerra nos afecta a todos de manera diferente, y todos tenemos una forma individual y única de sobrellevar las situaciones estresantes en tiempos de guerra. Desarrollar resiliencia, la capacidad para afrontar con éxito los cambios y sucesos inesperados, puede ayudarnos a manejar el estrés y los sentimientos de ansiedad e incertidumbre relacionados con la guerra. Sin embargo, ser resiliente no significa que usted dejará de experimentar dificultades o angustia. El dolor emocional y la tristeza son comunes cuando tenemos un trauma de importancia o una pérdida personal en tiempos de guerra, o incluso cuando nos enteramos de la pérdida o trauma de otra persona.

Todos podemos desarrollar la resiliencia. Esto implica conductas, pensamientos y acciones que pueden aprenderse con el transcurso del tiempo. A continuación, brindamos algunos consejos para desarrollar resiliencia que pueden ayudarlo a adaptarse a sucesos inesperados y situaciones estresantes en tiempos de guerra.

10 consejos para la resiliencia en tiempos de guerra
  1. Ponerse en contacto con otros.
    Manténgase en contacto con familiares, amigos y demás personas. Relacionarse con las personas brinda apoyo social y fortalece la resiliencia. Algunas personas encuentran consuelo recurriendo a un poder supremo, ya sea a través de una religión organizada o en forma privada.
  2. Ayudarse ayudando a los demás.
    Ayudar a otros en momentos de necesidad, como hacer trabajos voluntarios en una organización comunitaria o ayudar a familias de reservistas activos o personal militar que presta servicio en la guerra, puede ayudarlo a sentirse mejor.
  3. Mantener una rutina diaria.
    Mantener su rutina diaria de trabajo, mandados, quehaceres domésticos y pasatiempos le brinda una sensación de estabilidad cuando el mundo a su alrededor parece caótico. Seguir una rutina puede también ser reconfortante para sus hijos.
  4. Cuidar de sí mismo.
    Dése tiempo para comer como es debido, hacer ejercicios y descansar. Programe tiempo para las cosas que disfruta, como pasatiempos y actividades sociales. Cuidarse e incluso divertirse lo ayudará a mantener el equilibrio y enfrentar mejor los momentos estresantes.
  5. Tomarse un descanso de las noticias.
    Asegúrese de controlar la cantidad de tiempo que usted y su familia dedica para ver y leer la cobertura de noticias relacionadas con la guerra. Si bien es natural buscar las noticias para mantenerse informado, demasiadas noticias pueden hacer que se sienta más ansioso. Cuando necesite relajarse, considere limitar su dosis de noticias a no más de una hora por día y tratar de no ver noticieros justo antes de irse a dormir. Está bien apagar el televisor o la radio y permitirse concentrarse en cosas que no estén relacionadas con la guerra.
  6. Tener un plan.
    Tener un plan de emergencia trazado lo ayudará a sentirse en control y preparado para lo inesperado. Establezca un plan claro de cómo usted, sus familiares y amigos responderán y se podrán en contacto durante una crisis. Tenga una reunión con familiares o vecinos para conversar sobre a quién llamar en caso de emergencia o designe un punto de reunión si no puede ubicar a alguien por teléfono. Tenga un plan para sus mascotas y una lista de productos que necesitará llevar en una emergencia.
  7. Preparar un kit de seguridad.
    Cuando prepare un kit de emergencias, recuerde incluir cosas que le hacen sentir seguro y a gusto, como un libro favorito, un diario o fotografías de sus seres queridos. También incluya una lista de los números de teléfono de sus seres queridos para poder volver a ponerse en contacto con ellos lo antes posible.
  8. Alimentar una visión positiva de sí mismo.
    Recuerde las formas en que manejó con éxito situaciones difíciles en el pasado, como la pérdida de un ser querido, un divorcio o una enfermedad grave. Recurra a esta capacidad para hacer frente a los desafíos actuales. Confíe en sí mismo para resolver problemas y tomar las decisiones adecuadas.
  9. Mantener las cosas en perspectiva.
    Aun cuando enfrente sucesos muy dolorosos, procure considerar la situación estresante en un contexto más amplio y mantener una perspectiva a largo plazo. Recuerde que las guerras terminan y las circunstancias pueden mejorar a la larga. Las generaciones anteriores enfrentaron la guerra y prosperaron posteriormente, use su ejemplo para inspirarse.
  10. Mantener una actitud positiva.
    Una actitud optimista y positiva le permite ver las cosas buenas de la vida y seguir adelante hasta en los momentos más difíciles. Hay cosas positivas en la vida de todos, como la buena salud, un hogar cómodo y amistades sólidas. Tomarse el tiempo para identificarlas y valorarlas mejorará su actitud y lo ayudará a perseverar.
Cómo desarrollar la resiliencia

En tiempos de guerra, no es inusual que las personas sientan una sensación de incertidumbre... La resiliencia puede ser una parte importante de su kit de preparación para emergencias. Es una herramienta psicológica que puede ayudarnos a sobrellevar la ansiedad, el temor y los sucesos angustiantes en los tiempos de guerra.

Desarrollar resiliencia es una senda personal. Una estrategia para desarrollar resiliencia que funciona para usted puede no funcionar para otra persona. Si siente que está estancado o abrumado y no puede seguir los consejos que se detallan anteriormente, considere la posibilidad de hablar con alguien que pueda ayudarlo, como un psicólogo u otro profesional de la salud mental. Pedir un consejo puede ayudar a que fortalezca su resiliencia y persevere en tiempos de guerra.